Agrupaciones, familiares y amigos convocan para mañana jueves a las 18 una marcha para exigir juicio oral y castigó a los involucrados en el tremendo suceso que sacudió a Monteros en marzo de 2018.

Gissel Barrionuevo fue asesinada, y luego su cuerpo fue hallado en una finca cañera del paraje El Rincón, en la ruta provincial 324, entre las localidades de El Cercado y Soldado Maldonado.

Por el macabro hecho y que tuvo grandes repercusiones a nivel nacional, fueron detenidos en un primer momento cinco personas por el hecho, que luego fueron contando los detalles y puesto en libertad, pero una pareja, integrada por Luis Cristian “Pony” Danún y Teresita del Milagro “Tere” Raso (21) no corrieron la misma suerte y se convirtieron en los principales sospechosos del crimen, ya que a “Tere” le dio positivo una muestra de ADN, y a “Pony” se le secuestraron elementos importantes de un automóvil de su propiedad.

Ambos sospechosos, tras estar varios meses en la cárcel, recuperaron su libertad en una  polémica decisión del camarista Enrique Pedicone que dictó la nulidad de la prisión preventiva hacia los acusados, y tras una fianza, recuperaron su libertad.

En estas últimas semanas, “Tere” Raso volvió a prisión tras incumplir las medidas impuestas por Pedicone, y es la única detenida del caso a la espera del Jucio Oral, que ya fue solicitado por el Fiscal Carrasco.

La marcha de mañana, comenzará en el Centro Judicial Monteros y culminará en la Plaza Bernabé Áraoz.