En la escuela Dr. Miguel Lillo, ubicada en barrio El Bosque de la capital tucumana, se realizó hoy una apertura simbólica de los comedores escolares de la provincia, en una visita encabezada por el ministro de Desarrollo Social, GabrielYedlin.

“Cuando uno ve lo que está pasando en otras provincias, entendemos la diferencia en la correcta administración de la nuestra, a través de un modelo que funciona, con paritarias, incorporación de recursos humanos y políticas públicas que generan trabajo”, explicó el ministro luego del acto, que se dio en sintonía con el comienzo del Ciclo Lectivo 2019 en Tucumán.

“Está claro que los chicos vienen a la escuela a estudiar, pero Desarrollo Social trabaja en los comedores de estas instituciones para garantizar su seguridad alimentaria”, agregó Yedlin, quien estuvo acompañado en la escuela por el secretario de Articulación Territorial y Desarrollo Local, Francisco Navarro; la directora de Políticas Alimentarias, CarolinaNacher; la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Sandra Tirado; autoridades del establecimiento educativo y colaboradoras del comedor.

Navarro, por su parte, destacó que “este año nos espera un gran desafío, con comedores en más de 900 escuelas”. En este sentido, aseguró que “se han incorporado alrededor de 100 escuelas en relación al período 2018, y también se han modificado las prestaciones en la mayoría de ellas. Lo importante es que las clases han comenzado y con ellas, más de 200 mil chicos tienen garantizada la seguridad alimentaria”.