Cansados de recibir dinero oculto entre los senos de las mujeres, los propietarios de un quiosco mendocino colocaron un llamativo cartel en el mostrador para advertir a las clientas.

“No se acepta dinero de las tetas (no sea cochina)”, dice sin más rodeos el letrero de un local ubicado en el Paseo La Alameda, un punto estratégico de la capital provincial.

Las últimas olas de calor instaron a Matilde y a su hijo a poner el aviso y evitar incómodos momentos cuando las mujeres les iban a pagar y sacaban el dinero del interior de sus pechos.

“Todo el tiempo pasa esto, sobre todo en las señoras grandes. Más de una vez salen enojadas, dan un golpe en el mostrador y se van. Pero es horrible y muy desagradable”, señaló Matilde.

“Mi hijo se quejaba y yo también. Estaba esperando a tener tinta la impresora para hacer un cartel no tan agresivo, pero él se cansó y me dijo ‘dame un marcador'”.

Fuente: Cadena 3