Una situación alarmante y a su vez inédita se vivió en el Hospital de Lujar en las últimas horas. Un paciente salió con el suero puesto y cruzó la calle para comprar empanadas.

El hombre abandonó nosocomio y regresó sin llamar la atención de ninguna autoridad ni personal médico del lugar.

El suceso desopilante e irrisorio tuvo lugar en el Hospital Nuestra Señora de Luján, de dicha localidad.

El hecho tuvo lugar en la mañana del último domingo, pero trascendió en las últimas horas, luego que se viralizaran las imágenes registradas por una mujer, al advertir que el hombre cruzaba la calle San Martín con su porta suero, vistiendo un pantalón corto y una musculosa.

Osvaldo Cabral, periodista local y ciudadano lujanense, consideró ante Crónica que “es insólito lo que pasó pero demuestra lo que sucede en este hospital, en el cual no hay seguridad ni tampoco respuestas de la dirección, explicando por qué este interno se fue y volvió. Nadie vio nada”.

hasta el momento los representantes del centro de salud no han brindado explicación alguna respecto de la breve fuga de uno de sus internos., consignó el diario Crónica.