Hace tanto frío en la ciudad de Chicago, que el agua en pocos segundos se convierte en hielo. De no creer.

A pesar de todos los problemas que pueden causar las bajas temperaturas, muchos estadounidenses se divirtieron con la ola polar que afecta al norte del continente americano.

Medios de Estados Unidos atribuyen al menos cinco muertos a las bajas temperaturas y a la tormenta de nieve que les precedió.

En la red social Twitter una joven se mojó el pelo y salió de su casa, y las bajas temperaturas hicieron lo suyo, y congelaron el cabello de la mujer.

En otro sector los bloques de hielo flotaban en el río de la ciudad, al tiempo que las llamas de los quemadores de gas calentaban las lineas ferroviarias regionales para mantenerlas en funcionamiento.