La NASA recuerda hoy a sus caídos cada 28 de enero, aniversario de la tragedia del transbordador Challenger, que explotó 73 segundos tras el despegue hace ahora 33 años, en 1986, matando a sus siete tripulantes.

Seis astronautas de la NASA, y Christa McAuliffe –primera maestra en viajar al espacio– murieron en el desastre del Challenger, cuando el transbordador explotó 73 segundos después del despegue. La causa oficial fue una falla en uno de los motores de impulso.

Sentenciado a desaparecer desde este accidente, el programa del transbordador espacial terminó formalmente en 2011, después de tres décadas llevando astronautas hacia y desde la órbita terrestre baja. Su retirada dejó a Estados Unidos sin vehículo para los viajes espaciales tripulados, labor que se ha centrado en la nave rusa Soyuz, a la espera de las nuevas naves ‘Made in USA’ de Space X y Boeing, que llegarán durante este año 2019. (Agencias)