Lugar donde se habrían cometido los ataques. Foto: La Gaceta

Un hombre fue detenido en la madrugada de ayer, acusado de abusar sexualmente de una adolescente, de 16 años, en Concepción. El acusado vivía en una casa cercana a la vivienda en donde, según información policial y judicial, se habría producido el ataque.

La chica vive con sus padres y una hermana cerca de la localidad rural de Alto Verde. En ese lugar, el joven habría abusado en reiteradas ocasiones de la menor, según aseguró su progenitora ante la Policía. La madre realizó la denuncia en la comisaría de Concepción, el miércoles 2 de este mes.

De acuerdo a los datos oficiales, la víctima tiene un embarazo de 24 semanas de gestación y se sospecha que el sospechoso podría ser el padre del bebé. Además, la menor sufre retraso madurativo, según datos de la causa.

De acuerdo a declaraciones de la madre en su denuncia, los numerosos abusos ocurrieron desde mayo del año pasado hasta últimos días de diciembre, cuando quedaba sola. La chica habría confesado a su familia que sufría ataques sexuales, en el mismo tiempo en que daba a conocer su embarazo.

La Policía y la Justicia identificaron al acusado con las siglas H.M.G., de 29 años, quien vivió hasta hace un tiempo en la casa de unos parientes. Al momento de confirmarse la acusación por parte de la familia de la víctima, y ser notificado de la denuncia, juntó sus cosas y se fue a vivir a la vivienda de su madre. Antes de mudarse, el hombre ya era señalado por el entorno de la menor.

El caso

La madre de la víctima realizó la denuncia, comentaron en la Policía, tiempo después de conocerse los hechos. La menor habría recibido amenazas al mismo tiempo que habría sufrido los ataques sexuales.

Fuentes cercanas al caso judicial indicaron que el acusado mantenía un vínculo cercano a la familia, de acuerdo a las descripciones. “Eran vecinos y tenían buena relación”, manifestaron los agentes que participaron en la intervención policial.

Conforme a los datos del proceso judicial, el primer contacto de abuso habría ocurrido en mayo de 2018. Los ataques se habrían dado en la vivienda de la adolescente, en horarios en los que ella quedaba sola. “El sospechoso, seguramente, conocía los movimientos de la familia. Era cercano”, indicaron en la Policía.

El sospechoso habría incitado a la pequeña a tomar una pastilla abortiva para que pierda el embarazo. Se habría enterado al poco tiempo del inicio de la gestación, según datos oficiales.

El hombre fue detenido, al ser acusado de abuso sexual con acceso carnal, consumado de manera reiterada, de acuerdo a la figura de la causa penal radicada en el Centro Judicial Concepción (CJC).

También se lo acusó de tentativa de aborto, teniendo en cuenta que en la instrucción también habían sido señaladas las presiones que habría ejercido el hombre para frenar el embarazo.

La causa está a cargo del titular de la fiscalía de turno, Miguel Varela. La menor fue asistida por médicos desde el momento de la denuncia oficial.

Fuente: La Gaceta