Pastor Gómez Vaca es un sujeto que aceptó los delitos de femicidio agravado y acceso carnal violento contra una niña de 12 años. Por su actuar, al ingresar a la prisión de Villavicencio, en Colombia.

Los reclusos lo recibieron con insultos, golpes y lo obligaron a pedir perdón por los niños de Colombia, mientras grababan las escenas.

Angie Lorena celebraba año nuevo cuando Gómez, un vecino de la vereda La Embajada, en Barranca de Upía, le pidió que lo acompañara a comprar tamales para seguir el festejo. Pero en realidad la llevó a un lugar solitario donde la agredió sexualmente y luego la mató. Su cuerpo apareció a orillas de una carretera metido en un costal.

Por estos días circulan las redes sociales escenas donde de muestran que Gómez Vaca es golpeado en repetidas ocasiones por los internos, mientras lo obligan a pedir perdón ante la cámara. “¡Mi nombre es Pastor Gómez y vengo por violo. Maté a la niña de 12 años” lo presionan a decir, mientras lo humillan e insultan. Luego exclama “Yo pido perdón a los niños de Colombia”, por obligación. Luego añade: “Hoy estoy arrepentido”.