000846
Coqui Sosa en un espectáculo en Jerusalén. Foto tomada del Facebook: Coqui Sosa.

El artista monterizo forma parte de la comitiva tucumana que viajó a Israel en el marco de la gira comercial, científica y académica. Estos últimos dicen que es necesario el intercambio por la tecnología que puede aportar este país a Tucumán y por la especialización que pueden recibir los profesionales de uno y de otro país en las casas de altos estudios. Los científicos comparten esa concepción. Los empresarios, por su pare sostienen que el viaje tendrá fuerte impacto en las políticas de apertura de nuevos mercados.

Es la cuarta vez que Coqui Sosa viaja al país de Medio Oriente como Embajador Cultural. En diálogo con MONTERIZOS rememora sus anteriores visitas: “La primera vez que viajé fue en 2008 en el mes de junio. Luego fue en octubre del mismo año con la tía Mercedes. La tercera en 2010, en esa oportunidad inauguré un bosque que lleva su nombre”.

Sobre su apreciación y experiencia cuenta que Israel es un país que le da mucho valor al arte; de hecho Mercedes Sosa es recordada en este país, como una de las cantantes más populares de otras latitudes.

El artista detalló algunas visitas que hicieron, como a Yad Vashem, el Museo del Holocausto. También participó de la recepción que realizó el embajador argentino, Mariano Caucino, a toda la comitiva. En dicha oportunidad Sosa se encargó de aportar su música, con la particularidad de interpretar “Luna Tucumana” en hebreo.

“Me siento orgullo, porque siento que uno puede ir sumando desde lo cultural. Ya que es una misión, política, científica y también cultural. Esto significa algo muy importante tanto en mi vida artística, como en mi vida personal. Además con toda la responsabilidad que significa cumplir el rol de Embajador Cultural, hacerlo tan lejos del pago, pero trasmitiendo lo que es de nosotros” concluyó con emoción Coqui.