000786
Información y foto: Contexto.

“Es importante que la gente haya podido presenciar la naturaleza indigna de esta mujer que ha mentido descaradamente. Se dedicó a falsear la realidad negando que desconocía hechos que los conoce todo Tucumán”, expresó Alberto Lebbos en Radio Prensa sobre las afirmaciones de Rojkés durante una nueva audiencia del juicio por el crimen de su hija Paulina y su posterior encubrimiento.

La esposa del senador José Alperovich declaró el martes como testigo ante el tribunal, y durante las casi tres horas que lo hizo no brindó ninguna precisión ni hizo aportes valiosos para la causa. Como muchos de los que prestaron declaración antes que ella, Rojkés contestó “no recuerdo” a muchas de las consultas que se le hicieron.

En lo particular, la querella, representada por el doctor Emilio Mrad, la indagó sobre el nivel de conocimiento que tenía de la investigación del asesinato ocurrido en febrero de 2006, entre otros puntos. Cabe recordar que en este proceso han sido imputados ex funcionarios y la cúpula policial durante la administración de su esposo Alperovich, acusados de realizar maniobras para encubrir a los asesinos de Paulina, entre ellos, Eduardo di Lella, ex secretario de Seguridad; Hugo Sánchez y Nicolás Barrera, ex jefe y subjefe de la Policía, respectivamente. El ex gobernador solía convocar a sus funcionarios al hogar que comparte con Rojkés, por lo que la querella sospechaba que podía aportar datos sobre los pormenores de esas reuniones.

“Yo esperaba que dijera la verdad como es el deber de todos los testigos. Pero ahora esta mujer va a tener que afrontar una denuncia por falso testimonio”, sostuvo Lebbos. “¿Ustedes pueden creer que una persona cuyos hijos están involucrados en la causa no se va a interesar por conocerla? Es todo mentira lo que dijo”, agregó.

“Las más de 20 veces que respondió ’no me acuerdo’ constituyen una muestra contundente de la perversidad de esta mujer”, aseveró Lebbos.

El referente de los Familiares de Víctimas de la Impunidad recordó además que en el período que Rojkés fue diputada se realizaron tres audiencias sobre la causa en la Cámara Baja. “No puede decir nunca que no conocía el caso, porque además tenía responsabilidades como funcionaria”.

Por último, Lebbos se refirió a la cantidad de personas que fueron a manifestar su apoyo a la ex senadora, entre los que se encontraban varios ex funcionarios. “Ella creía que iba a un mitin político y acarreó a todos sus lacayos. Pero es positivo que hayan ido, así pudieron ver lo indigna que es esta mujer”, sentenció.