quema-de-cañaveralesEl Gobierno de Tucumán lleva adelante controles terrestres y aéreos en distintas localidades con el fin de detectar la quema de caña y pastizales en los campos.

Para ello, se afectó el helicóptero Bell 429 de la Dirección de Aeronáutica, la aeronave adquirida por la provincia el año pasado, con la que técnicos de la Secretaría de Medio Ambiente realizan la geolocalización de los incendios con el fin de apercibir esta práctica que daña el ambiente.

Durante las últimas jornadas se relevaron por vía aérea y terrestre campos en Cruz Alta, Leales, Monteros, Famaillá y Lules, donde se detectaron cinco focos ígneos como lotes ya quemados.

Los relevamientos, que se desarrollan todos los días de la semana y son incrementados durante la temporada de sequía en la provincia, se realizan con el trabajo conjunto de la Secretaría de Medio Ambiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, Defensa Civil, la Dirección de Delitos Rurales y Ambientales de la Policía de Tucumán dependiente del Ministerio de Seguridad.

El secretario de Medio Ambiente, Alfredo Montalván, expresó que en junio se detectaron los primeros focos ígneos y, hasta la primera semana de agosto, se libraron 120 actuaciones con infracciones a los distintos fundos y campos donde quemaron caña, rastrojo y pastizales.

Montalván dijo que en el 2017 se hicieron 130 actas de infracción en todo el año y que el promedio registrado en esta temporada hasta el momento empeora por las profundas heladas y sequía lo que facilita el encendido de malezas y cultivos. El funcionario llamó a la reflexión al sector productivo y a la ciudadanía para erradicar la quema de malezas, hojas en banquinas de las rutas y pastizales.

En Monteros hay denuncias todos los días

Tanto la Directora de Defensa Civil, Yessica Romano y el Jefe del Cuartel de Bomberos, Carlos Rodriguez, informaron que todos los días hay denuncias de quema de cañaverales y o pastizales en el departamento Monteros.

Las guardias de ambos organismos no dan abasto durante la tarde por culpa de la quema indiscriminada.

¿Cuál es el procedimiento de contralor?

La Dirección de Fiscalización Ambiental realiza controles que ya no son preventivos, sino que se identifican focos ígneos y campos quemados que son georreferenciados con el fin de apercibir la práctica.

La Dirección General de Catastro identifica al propietario del loteo e inicia los trámites administrativos por la infracción correspondiente a la Ley 6.253.
Fiscalización Ambiental libra la copia del acta a la División de Delitos Rurales y Ambientales de la Policía que tipifica el delito y libra actuaciones al Poder Justicia.

“Hicimos –ayer, 7 de agosto- un recorrido terrestre, donde se relevó un campo con fuego de caña en pie, que fue registrado en tiempo real. Tomamos los datos y fijamos los puntos georreferenciales. Pudimos ver el impacto que este fenómeno genera en el medio ambiente, en las personas y en las viviendas cuando los incendios ocurren cerca de zonas urbanas”, declaró Marcelo Lizárraga, subsecretario de Protección Ambiental.

¿Cuándo se realizan los controles?

Comienzan en mayo y culminan en noviembre y diciembre cuando comienzan las lluvias. Lizárraga dijo que el clima invernal, con altas temperaturas durante el día, sequía y fuertes vientos contribuye a que se esparza el fuego. Esto generó un crecimiento de los índices, algo que no se daban desde el 2013.

La Secretaría de Medio Ambiente con la colaboración de la Estación Experimental Obispo Colombres y el INTA estudia información satelital para observar los indicadores de incendios. Gracias a los controles, en los últimos años se registró una curva decreciente de los focos.