0057592wpEl hijo de Onofre Paz, el músico más buscado de los últimos días, hablo y expresó que no volverá a la formación. Dice que igualmente perdona a su padre luego de haber sufrido la humillación de ser echado.

“A mi viejo lo perdono, aunque me haya humillado. Pero yo a Los Manseros Santiagueños no vuelvo más”, jura Martín Paz, sin alterarse por el ruido ambiente. el hijo de Onofre, el líder del grupo más popular del folclore tradicional, habló “por primera vez” luego de que su padre lo echara en pleno recital, el sábado en el Festival del Carbón, en Las Arrias, Córdoba.

“Yo no me reconcilié con él. Fue doloroso para mí”, dice a Clarín. “Onofre es un tipo con reacciones explosivas. No midió las consecuencias. Se equivocó. Lo lamento por la gente”.

El conflicto en Las Arrias fue inédito en la historia del folclore en escena. El sábado habían pasado 20 minutos de show cuando Martín Paz quiso saludar a un niño. Su padre lo cortó en seco: “Esta será la última actuación de Martín Paz, porque hoy lo voy a echar”. Y agregó: “Es muy atrevido con su padre y desagradecido. Le di todo y me viene a hacer problemas por minas, este guacho de mierda”. Y remató: “A partir de hoy no trabajás más con nosotros. Haceme juicio”.

Martín Paz no alzó la voz. “Muchísimas gracias por todo lo que me dieron. Disculpen”, le dijo al público. Se descolgó la guitarra y se bajó, mientras Onofre Paz y Alfredo “Alito” Toledo seguían con Canto a Monte Quemado. Desde entonces, no se hablaron más, y el hecho fue difundido como un escándalo en el folclore, que alteró y entristeció a fanáticos, allegados y familiares. “No me interesa aprovecharme de la situación”, dice. “No es mi forma de ser y tampoco la de mi viejo. El provecho lo voy a sacar con mis canciones, con mis condiciones, en otro momento”.

Insiste Martín Paz: “No estoy más en Los Manseros. Sentí un gran dolor y por eso me bajé. No puedo hacer como que no pasa nada. Además, ya había un desgaste”. En eso vuelve al episodio del sábado: “Creo que Onofre sentía que yo no tenía derecho a hablar. Hay problemas internos que no quiero difundir. Pero desmiento un lío con alguna mina. Tengo pareja”.

En diálogo con la emisora Cadena 3, Onofre dijo ayer que reaccionó mal porque “tenía muy alta la presión y la glucosa”. Su hijo ya no desea pelear. “Tal vez lo hayan afectado varias pérdidas, como la de la madre de mis hermanas, o la de Fatiga Reynoso en 2016. Debe estar atormentado. Por eso yo lo perdono y espero que todos lo perdonen”.

Fuente: Clarín