viernes 12 de julio de 2024
Seguinos: Dólar: Oficial: $940Blue: $1500Bolsa: $1417.7CCL: $1424Mayorista: $934.63Cripto: $1452Tarjeta: $1504
12 Oct 2016

Argentina jugó mal, cayó ante Paraguay y sigue en repechaje

[vc_row][vc_column][vc_column_text]005114wpFue 1-0 en el Kempes con gol de González. El equipo guaraní ganó por primera vez en el país. Agüero erró un penal. Di María pegó un tiro en el palo. El ingreso de Dybala no alcanzó. Silbados al final.

Sin encontrar nunca claridad para abrir a un rival que se defendió bien y aprovechó una de las dos chances que tuvo, Argentina perdió este martes a la noche 1 a 0 ante Paraguay en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba y no logra despegar en las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018.

En un encuentro válido por la décima fecha, el único gol lo convirtió Derlis González, a los 17 minutos del primer tiempo, después de un contragolpe muy bien comandado por Ángel Romero.

Con este resultado, Argentina sigue en posición de repechaje, pero Paraguay se le acercó y ahora lo acecha a un punto.

El local tuvo el dominio del balón siempre, pero el rival ajustó bien las marcas y, sin Lionel Messi en cancha ni juego colectivo que respalde al equipo, mostró anemia ofensiva.

El equipo de Edgardo Bauza ni siquiera pudo aprovechar un penal que Justo Villar le tapó a Sergio Agüero, al minuto del complemento.

Argentina terminó con cuatro delanteros de área en cancha, pero lo único que logró fue cerrarse espacios en el ataque y dejó el campo de juego bajo una lluvia de silbidos.

El conjunto del "Patón" tuvo la pelota en la primera etapa, pero no supo qué hacer con ella y, en las pocas veces que lo atacaron, la pasó realmente mal.

Tuvo méritos Paraguay en ajustar marcas, pero otra vez fallaron los intérpretes y, en eso, Bauza erró la elección.

Es cierto que colocó a Ever Banega, pero el futbolista del Inter estuvo siempre bien marcado y no hubo nadie capaz de dar un pase preciso.

Con este escenario, Ángel Di María y Nicolás Gaitán -demasiado abiertos por las bandas- evidenciaron una vez más que son futbolistas aptos para el uno a uno con espacios, pero que no saben resolver con espacios reducidos ante un rival que achica hacia atrás.

Así las cosas, la pelota quedó en poder de Javier Mascherano para manejarla y, lógicamente, no tuvo un buen destino porque no es su fuerte.

Argentina sólo tuvo dos chances para convertir luego de sendos quites de Mascherano, pero el tiro de Di María dio en el palo y el remate de Marcos Rojo se fue por arriba del travesaño.

Paraguay supo ser paciente, esperar ordenado y hacer valer a los cuatro atacantes rápidos que colocó en cancha Francisco Arce.

De ellos, el más destacado fue Derlis González, quien como extremo derecho siempre tuvo espacios producto del mal retroceso de Di María y porque siempre le ganó en el mano a mano a Rojo.

En un contragolpe, Paraguay facturó: Ángel Romero recibió en la mitad de cancha, se tiró atrás y descargó para González, que ganó en velocidad y definió al primer palo ante la floja reacción de Sergio Romero.

En las pocas veces que atacó, el elenco guaraní desnudó varios aspectos: el mal retroceso de los mediocampistas locales y la falta de velocidad y coordinación de la zaga central Musacchio-Demichelis.

El complemento arrancó de manera inmejorable para Argentina, ya que, a los 30 segundos, tuvo un penal a favor después de una mano de Paulo Da Silva luego de un cabezazo de Gonzalo Higuaín.

Sin embargo, Agüero pateó de manera displicente y anunciada para que Villar le tapara el empate.

Ante un Paraguay que se olvidó de contragolpear, Argentina evidenció mucha falta de recursos a pesar de las variantes realizadas.

Con un rival cada vez más metido atrás, en vez de buscar elaborar por los costados o bien con algún creativo, Bauza apostó por colocar a Paulo Dybala y Lucas Pratto y tener cuatro delanteros de área en cancha.

Más allá de alguna buena intención del cordobés de la Juventus, que se paró como nueve retrasado, el gol nunca pareció estar cerca.

Argentina no proyectaba a sus laterales, Banega seguía tapado y otra vez Mascherano tenía mucho la pelota en sus pies.

Sólo Di María por izquierda contaba con espacios para desequilibrar cuando recibía el balón, pero salvo un centro que no llegó a conectar Higuaín, siempre tomó malas decisiones.

Casi sin preocupar a excepción de un cabezazo de Agüero que tapó Villar, Argentina sumó una derrota y mostró un preocupante nivel de juego de cara a la próxima doble fecha ante Brasil y Colombia, dos rivales peligrosos que en la actualidad se encuentran clasificados al próximo mundial.

Fuente: Cadena 3

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

¿Con quién querés compartirlo?

En esta nota:

Sigue leyendo: