lunes 17 de junio de 2024
Seguinos: Dólar: Oficial: $922Blue: $1280Bolsa: $1245.5CCL: $1293.2Mayorista: $903.5Cripto: $1335Tarjeta: $1475.2
13 Sep 2016

Alerta por una epidemia de paperas en Tucumán: se registran más de 20 casos por semana

hosp-ninos

El creciente número de casos registrados con parotiditis, enfermedad viral conocida como paperas, encendió las alarmas dentro del Sistema Provincial de Salud (Siprosa) debido a que durante agosto los infectados aumentaron 10 veces con respecto al mes anterior y el brote ya se considera epidemia.

Según un informe elaborado por el Siprosa, desde la última semana de julio y durante todo agosto fueron contabilizados al menos 20 casos por semana, cuando la media de este año no había llegado a 10 consultas.

"Hemos enviado recomendaciones a todo el sistema de salud para que advierta a la población para que concurra a la consulta ante la sospecha de sufrir síntomas de parotiditis", comentó Alejandro Ramírez, subdirector de Infectología del Siprosa, que además aseguró que, si bien se incrementaron los casos, esta epidemia se debe a la acumulación de población susceptible al contagio y que esta situación es habitual y se produce cada cinco años en todo el país.

Desde la inclusión en 1998 de la vacuna Triple Viral al Calendario Nacional de Vacunación, miles de niños argentinos recibieron la aplicación para protegerse del sarampión, la rubéola y las paperas. Es por eso que, como explicó Ramírez, los casos registrados en Tucumán fueron mayoritariamente padecidos por adolescentes y adultos.

Los datos estadísticos, publicados esta semana, se fundan en la cantidad de pacientes que fueron asistidos tanto por el sector público como el privado, ya que la parotiditis es una de las enfermedades de declaración obligatoria en todo el país. Como se puede ver en el gráfico, desde la última semana de julio y durante todo agosto los casos aumentaron diez veces.

El Ministerio de Salud de la Nación considera a las paperas como una enfermedad de origen viral, que se transmite de persona a persona a través de las secreciones que elimina una persona enferma al hablar, toser o estornudar o bien por contacto directo con cualquier objeto contaminado con estas mismas secreciones. Se estima que el período de incubación se puede extender de 12-25 días y el tratamiento suele ser paliativo, principalmente para calmar los síntomas.

 Fuente: La Gaceta

¿Con quién querés compartirlo?

En esta nota:

Sigue leyendo: