000275
Imagen ilustrativa.

El Gobierno nacional y las principales empresas petroleras dieron marcha atrás este jueves a última hora, antes de que entrara en vigencia el incremento del 1,3 por ciento que se iba a hacer efectivo este viernes por un ajuste de la AFIP sobre el Impuesto al Combustible.

Finalmente, los combustibles no aumentarán un 1,3 por ciento este viernes, como se había anunciado anteriormente. Este incremento no tenía que ver con el pacto entre petroleras y Gobierno de congelar las tarifas, sino que estaba previsto que se implementara por el aumento de la AFIP sobre el Impuesto al Combustible, que estaba pautado en un 6,7 por ciento y que tiene incidencia directa en los precios de las naftas y del gasoil.

La agencia NA consignó que, según fuentes de una compañía, el incremento estará frenado mientras se mantenga abierta una negociación iniciada en la tarde de este jueves con el ministerio de Energía y Minería que conduce Juan José Aranguren.

Cabe destacar que Mauricio Macri convocó a las petroleras a negociar un mecanismo de compensación impositiva y así mantener los precios estables al menos hasta el 5 de julio. Asimismo, anticipan que empresas podrán “compensar” los costos durante el segundo semestre y se estima que apliquen incrementos de hasta el doce por ciento.
Fuente: El Tucumano