000265
Foto: El Destape. Votación de la sesión en la que se trató el proyecto de las tarifas.

Con 37 votos a favor y 30 en contra el Senado aprobó el proyecto para limitar la suba de las tarifas de los servicios públicos. Macri dijo que la vetaría.

La norma retrotrae las tarifas a noviembre de 2017 y dispone que los aumentos no superen el índice de variación salarial para usuarios residenciales y el de precios mayoristas para las pymes, además indica que las empresas deberán devolver lo que se cobró de más hasta el momento.

Los representantes tucumanos argumentaron 1 en contra y 2 a favor. La radical Silvia Elías de Pérez votó en contra; mientras que José Alperovich y Beatriz Mirkin aprobaron el proyecto.

En su presentación Elías de Pérez manifestó “No es potestad del Congreso tratar el tema tarifario y hay fallos de la Corte Suprema que nos dan la razón en esto […] Haber tenido congelamiento tarifario con subsidios indiscriminados y cruzados que hacían que nuestras provincias subsidien al Área Metropolitana de Buenos Aires causaron la verdadera emergencia” sostuvo. “Llevamos horas escuchando discursos apocalípticos y quiero decir que Argentina tiene futuro, que vamos por el camino correcto, que no hay apocalipsis” sentenció.

La senadora Mirkin por su parte recurrió a datos concretos para argumentar su postura en la que manifestó “El 27 de diciembre votamos un presupuesto que calculaba una inflación del 10%, al día siguiente recalcularon y nos metieron que la inflación iba a ser del 15%, según el cálculo de hoy será del 26%, y no sabemos a cuánto va a llegar”. “¿El gobierno ha mentido sabiendo para poder pisar el salario en un 15% de aumento o es que les fueron las herramientas de las manos?”, denunció. “Nos dicen “el semestre que viene, el semestre que viene” y ya se viene el segundo semestre del tercer año de gestión y estamos cada vez peor”, agregó.

Por su parte, José Alperovich enfatizó “Yo goberné Tucumán doce años: la recibí muy mal pero los años que goberné tuve superávit y nunca no se lo hice pagar a la gente humilde […] Si fuimos al FMI es porque el país no está bien, no aguantó una corrida, y creo que el presidente debe convocar a todos los sectores”.

Sin embargo, lo más llamativo de su argumentación fue su furcio en contra de Mauricio Macri y el momento no tardó en viralizarse: “Lo que tienen que entender es que (esta ley) no es para hacerle la contra al Presidente de la Nación. Nadie quiere que le vaya bien al Presidente, pero nuestra gente no da más”, expresó en un acto fallido, por el que después tuvo que pedir disculpas. Para ver el momento entra aquí.