000220
Volantes diseñados a mano por estudiantes de la Escuela Comercio.

En la mañana del lunes algunos propietarios de automóviles se encontraron con una sorpresa sujeta a sus parabrisas: un volante. Lo extraño: estaban escritos de puño y letra de alguien.

El recibir algo escrito a mano en estos tiempos se volvió una rareza, puesto que todo lo que circula en la calle, suele estar impreso. El trabajo de redactar de puño y letra prácticamente quedó circunscrito al ámbito escolar, lugar donde la tecnología también va modificando costumbres, con la inserción de computadoras y celulares al espacio de clase.

Sin embargo, en la mañana de ayer, se pudo observar en la zona céntrica de Monteros, algunos volantes enganchados en los parabrisas de autos. La sorpresa fue bien recibida al ver que estaban escritos a mano, lo que implicó un plus como atractivo a la lectura del material, por lo tanto el objetivo se cumplió: los vecinos de Monteros se informaron de las celebraciones de la Escuela Comercio José de San Martín.

000221Los encargados de hacer y repartir estos volantes con diseño artesanal fueron los estudiantes de la escuela, que aprovecharon la mañana de caminata en el marco de los festejos por los 75 años que cumplirá la institución, para invitar e informar, mediante el formato de texto: volante, a sumarse a las actividades, acto y cena por las Bodas de Diamante.

Los textos exponían un encabezado y el cronograma de propuestas que realizará la institución desde hoy hasta el jueves, en las que se incluyen la inauguración del Parque Botánico Julio E. Mentz y el desfile con todas las promociones de la escuela a realizarse el próximo jueves.