005799416213En plena investigación judicial de la muerte del menor Facundo Ferreira, el jefe de la Policía, José Díaz, confirmó ayer que todo el personal de la fuerza de seguridad de la provincia se someterá a estudios toxicológicos para determinar si consumen o no drogas ilegales. Inclusive, el comisario (r) aseguró que será uno de los primeros en realizar las pruebas. No obstante, este procedimiento se encuadra en la Ley provincial N° 8.550, vigente desde 2016.

“A raíz de la situación que se conoció por los medios de prensa, que un efectivo dio positivo en presencia de droga en su sangre, decidimos que se realicen exámenes toxicológicos a la totalidad del personal policial, dentro de las posibilidades y las medidas técnicas que tengamos a disposición”, explicó Díaz, con referencia a la causa Ferreira.

El secretario de Seguridad, Luis Ibáñez, explicó en la misma jornada que la idea es que los procesos médicos se inicien en el corto plazo, con las pruebas de las autoridades de la cartera y la cúpula policial. Luego se extenderá a los 8.500 hombres y mujeres que aproximadamente integran el cuerpo oficial.

Días atrás, el propio Ibáñez había adelantado que en la cartera gubernamental estudiaban implementar evaluaciones clínicas a los agentes de la fuerza. El funcionario había realizado esas declaraciones en momentos en que se confirmaba la presencia de vestigios de marihuana y cocaína en la sangre de uno de los uniformados involucrados en la investigación de la muerte del niño, quien murió el 8 de marzo último al recibir un disparo en la nuca.

Fuente: La Gaceta