000016 (2)A 42 años del último golpe de Estado cívico-militar, 24 tucumanos y tucumanas unieron sus voces en “Un País” para honrar, a través del arte musical, a los 30 mil ciudadanos desaparecidos durante el terrorismo de estado, iniciado el 24 de marzo de 1976.

Desde la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia, trabajan para revindica la labor de potenciar las políticas de Estado en Memoria por Verdad y Justicia. Es por eso que convocaron a artistas de Tucumán para la producción de una obra que refleje lo vivido, la historia, la memoria de tucumanas y tucumanos, de aquellos que no están y de los que continuaron la lucha buscando justicia.

“En estos 42 años de ‘Memoria, Verdad y Justicia’ es fundamental que hablemos de nuestro sitio de la memoria Escuelita de Famaillá, primer centro clandestino del país. Recordar el Pozo de Vargas, el ex Arsenal Miguel de Azcuénaga. Buscamos señalizar, hablar de lo que realmente sucedió y poder llegar a la justicia la meta final”, dijo Érica Brunotto Secretaría de Derechos Humanos en comunicación con la prensa.

000015La propuesta musical vino de la mano del monterizo Dardo Solórzano y la música del capitalino Lucho Hoyos. 21 intérpretes más se comprometieron a la propuesta, entre ellos: Ana Jeger, Tony Molteni, Leandro Robín, Adrián Sosa, Yuca Córdoba, Angélica Camuñas, Ale Muratore, Eric Aguirre, Grillo Córdoba, Topo Encinar, Martín García, Manu Sija, Mica Flores, Sofía Ascarate, Noelia Scarola, Marcela Manov, Ayelén Ormaechea, Matías de la Rosa, Matías Manzur, Paulina Barna y Mariana Stambole.

Además, fueron más de 30 personas que colaboraron en la producción del material audiovisual que se dio a conocer ayer, a través de los organismos oficiales de la provincia. “La idea es transmitir a la sociedad la construcción colectiva de la memoria: ’30 mil un país, 30 mil somos todos. Apuntamos a difundir esta muestra, una manera de valorizar a nuestra memoria y velar por justicia” sostuvo Fernanda TrejoSubsecretaria de DDHH.

En cuanto a la canción, MONTERIZOS habló con su autor, Dardo Solórzano, quien cuenta que fueron Lucho Hoyos y Carlos Carrizo, éste último productor y director musical de la obra, quienes le informaron de la convocatoria que impulsaba la Secretaría de Derechos Humanos, área responsable de la idea de realizar un reconocimiento “a los detenidos-desaparecidos específicamente de Tucumán y que querían elaborar una canción a modo de himno” detalla el escritor.

pozoEs por eso que la producción musical cuenta con contenidos e imágenes que hacen de ella una creación única para la comunidad tucumana. El autor buscó plasmar en la letra de “Un País” esos elementos propios del territorio provincial: lugares, edificios, personas que se volvieron símbolos de la propia historia, en el contexto de lo que significa para los tucumanos el Golpe de Estado.

Pero la letra va más allá y reconoce la lucha del día a día de Las Abuelas, del compromiso de gran parte de la sociedad para no olvidar, también a ese sector del gobierno que intentó e intenta relativizar el número de víctimas, pero “en nosotros va la lucha y la justicia social, la memoria militante en Tucumán” expresan los cantantes desde “Un País”.

“Me dediqué a hacer la canción, por el peso emocional y el compromiso a la causa […] Me parece un homenaje que esta bueno, y hay muchos artistas importantísimos para la cultura tucumana, poniéndole el pecho, el corazón y el compromiso a la causa de la lucha de los familiares” concluye Solórzano, quien también participó de la interpretación de la obra, al igual que Trejo, la Subsecretaria de DDHH de la provincia.

Las palabras con un profundo compromiso social, una melodía que hace transitar por unos minutos presente y pasado. El arte en una canción que compromete los sentidos, que invita a la reflexión y nos atraviesa desde lo emocional.

Fotos: Colectivo La Palta