005799415905
La motocicleta en que se movilizaban los delincuentes quedó secuestrada

 

Dos mujeres realizaron la denuncia en la Comisaria que sujetos que se movilizaban en una motocicleta les habían arrebatado el celular a una, y a la otra victima una bolsa que contenía celular y documentaciones varias. Los ladrones actuaron y amenazaron con un arma blanca a las ciudadanas monterizas.

Cuando los dos malhechores ingresaron detenidos a la Comisaria, una de las victimas, los reconoció en el acto, por lo que los oficiales tuvieron que solicitar la presencia de testigo para realizar la requisa y dentro del baul de la moto Zanella 110 cc, en que se movilizaban, encontraron los objetos robados a Leila Perez y Olga Molina, las dos mujeres que sufrieron la furia de los delicuentes. Perez sufrió el robo en Crisostomo y Brigido Terán, mientras que Molina en San Martín y Ñuñorco.

La rapida identificación y denuncia, fue fundamental para que los uniformados actuaran en consecuencia y salieran a la caza de los delincuentes, y los encontraron escapandose por la ruta 38. llí los efectivos dieron la voz en alto, los delincuentes detuvieron su marcha, y se mostraron nerviosos ante la presencia policial (los dichos por las victimas coincidian con los rasgos de los detenidos), y no opusieron resistencia alguna, por lo que fueron trasladado a la comisaria local.

En la dependencia policial se identificó a los jóvenes como “Cucarlo” de 18 años y “Betito” de 23, ambos domiciliados en el Barrio Villa Nueva de la localidad de Aguilares.

Anoche la Fiscalía II del Centro Judicial Monteros ordenó la aprehensión de los delincuentes, y hoy, luego de las declaraciones ante el Fiscal, quedaron detenidos en la Comisaria de Monteros.

Trabajaron en el hecho la oficial auxiliar Noelia Ponce, cabo 1° Ricardo Lescano, los cabo Juan Pablo Medina y Martin Fiad y fueron supervisados por los Comisarios Demetrio Marcial (insp) e Ivan Gutierrez (pral).