005799415842
Foto a modo ilustrativo

Fue una jornada negra para la seguridad en Monteros, porque al menos cuatro viviendas sufrieron con los ladrones.

Pasado el mediodía de ayer, la vivienda de la familia Varela, ubicada en Marquez Alurralde primera cuadra (frente al Arroyo El Tejar – Barrio Centro) sufrió la visita de ladrones, que violentaron los ingresos y se llevaron joyas, dinero en efectivo, computadoras y un televisor.

También en Marquez Alurralde (pero ya en zona Barrio Villa Nueva), malechores quisieron ingresar a la casa del presidente de UCIM, Hector Costilla. “Nos dimos cuenta del intento de robo, porque la cerradura estaba violentada cuando llegamos”, expresó el empresario a MONTERIZOS.

En Brígido Terán (continuación de Marques Alurralde) al 100, la casa perteneciente al tesorero de la Municipalidad de Monteros, Julio Daoua, recibió la visita de delincuentes. Ahí y ante la mirada de la policía, se constato que de una pieza, se llevaron varios electrodomésticos.

En el Barrio 69 Viviendas, intrusos quisieron ingresar a una casa, pero la alarma alertó a la familia Serrizuela, quien descubrió que la cerradura estaba violentada. “afortunadamente no se llevaron nada”, dijeron.

En época de verano, los escruches se vuelven moneda corriente, ya que los delincuentes atacan sin ninguna resistencia.

La policía y la Fiscalía I del Centro Judicial Monteros, investiga los hechos sucedidos en la jornada del domingo.

Que son los escruches

Se conoce como “escruches” a los episodios de robo que se dan mientras el delincuente ingresa a un domicilio cuando sus dueños no se encuentran ahí.

La particularidad de estos casos tiene que ver con el trabajo previo a llevarlos a cabo, como de inteligencia y logística.

Requerimientos que, la mayoría de las veces, los delincuentes compensan con el tamaño del botín: dinero, joyas y armas están entre los faltantes más frecuentes. Se la considera la segunda modalidad de robo más frecuente.