Gerónimo es un nene de Cutral Co que, frente a miles de personas, cumplió su sueño de cantar sobre el escenario con Abel Pintos y se llevó los aplausos de todos por su talento. La historia del nene parece sacada de una película, porque aprovechó el máximo una oportunidad inmejorable gracias al animador de la Fiesta de la Confluencia y su nombre ya trascendió en otras provincias.

El “pibe de oro” se llama Gerónimo Paredes y vive en Cutral Co. Ayer se instaló desde temprano en el predio de la Isla 132 junto a su familia para tener una buena ubicación junto a la “familia abelera” que sigue al bahiense a todos lados.

Este lunes cerca de las 17 empezó a circular un video en Facebook en donde se lo veía cantando, sentado en una reposera, como si ensayara expectante para aprovechar esa chance que se le iba a presentar tarde o temprano.

Horas antes del recital de Abel Pintos, el locutor Mariano González, voz oficial de la Fiesta de la Confluencia, comenzó a conversar con los fanáticos del artista que cerraba la noche. Allí fue cuando, entre show y show, se encontró con Gerónimo. El chico, alentado por sus familiares y la gente que tenía cerca, cantó y llamó la atención de todo el predio. Primer objetivo cumplido.

La gente del entorno de Abel Pintos le llevó la novedad del chico cutralquense y el cantante a cargo del cierre no dudó en invitarlo a subir para cantar junto a él. Así fue como más de 150 mil personas disfrutaron del talento de Gerónimo sin ponerse nervioso.

Fuente: LM Neuquén