005799415692
Foto de archivo

A partir del mediodía, los servicios de urbanos e interurbanos de la provincia volvieron a la actividad.

Los empresarios y la Unión Tranviario Automotor (UTA) llegaron a un acuerdo por lo que el paro de colectivos fue levantado. La medida de fuerza se destrabó con la promesa de que el jueves de la semana que viene se haga efectivo el pago del resto de los salarios.

En declaraciones a la prensa, Jorge Berreta, vicepresidente de Aetat, pidió que todas las partes se unan para resolver el conflicto. “No es un lock-out de la patronal. Espero que la situación se resuelva con una reunión entre funcionarios provinciales, municipales, sindicales y empresarios”, aseguró el empresario.

En Monteros, la actividad fue casi nula, salvo los colectivos de larga distancia, que hicieron su recorrido de manera habitual y normal.