Enrique Sacco, la pareja de la legisladora y periodista Débora Pérez Volpin, agradeció hoy el apoyo y las condolencias recibidas y sostuvo que la familia no tiene “rencores” sino que “sólo quiere saber la verdad”.

Sacco, que también es periodista, salió a la puerta de la Legislatura porteña donde son velados los restos de Pérez Volpin y agradeció “a los colegas” por “el respeto que han tenido”, y también “a los políticos y sobre todo a los ciudadanos comunes, que han venido algunos desde muy lejos”.

Respecto de la investigación judicial sobre la muerte de la legisladora, expresó: “Hemos hecho lo que seguramente Débora hubiese hecho con cualquier de nosotros. No tenemos rencores ni deseos de venganza, solo queremos saber la verdad”.

“Les agradecemos infinitamente a todos. A Débora no la vamos a despedir, vamos a celebrar su sonrisa y su calidad de buena persona. He estado profundamente enamorado y lo estoy, es muy difícil entender lo que ha pasado”, manifestó Sacco.