005799415682

La terminal de Monteros se encuentra desolada. Algunos pasajeros viajaron muy temprano a la mañana, otros no pudieron lograr subirse a las unidades.

La demora en el pago de los sueldos de enero motivó a un paro de colectivos, impulsado por la seccional tucumana de la Unión Tranviaria Automotor (UTA). La medida de fuerza comenzó alrededor de las 8:30 y podría extenderse hasta mañana a las 12 si los empresarios no depositan la totalidad de los salarios adeudados, consignó el diario La Gaceta.

En la terminal “Vicente y Carmen Tripollini” de Monteros, la situación es idéntica a las demás terminales de la provincia. Solamente los trabajadores de las distintas boleterías que operan en la ciudad y ocasionales usuarios, que no se enteraron del paro, transitan por una semi vacía terminal. “Los ómnibus de larga distancias, operan con normalidad”, dijeron desde las oficinas de Flecha Bus Monteros.

En la capital tucumana, algunos de los chóferes estacionaron los ómnibus en doble fil, y alteraron aún más los ánimos en las calles.