005799415596La lluvia histórica del miércoles arreció con todo en Tucumán y un mar de patentes perdidas quedaron a la deriva sin dueño. Conductores desesperados, familiares y amigos poblaron las redes sociales de la combinación de letras y números de las chapas que se perdieron. En medio del caos de fotos y reacciones, una historia se viralizó y viene completa con picante: amor, celos y traición detrás de la chapa patente de la discordia. ¿Qué pasó?

Alejandro Aparicio fue una de las víctimas de la tormenta y perdió la chapa patente AA 984 FB (¿de Facebook?). Pero Aparicio no apareció. Quien lo hizo fue María Dibi en el grupo Alguien Sabe? y publicó con la fotis correspondiente lo siguiente: “Hola, chicos, mi novio perdió la patente del auto con la tormenta. Me sería de gran ayuda sin mantienen la publicación arriba con un puntito. Desde ya muchas gracias”.

La publicación derivó en un intercambio de mensajes que mantuvo en vilo a los tucumanos cuando Evelin Alarcón se metió en el tema: “María Divi, esa es la patente de mi esposo… ¿Qué hacés buscándola vos? ¿Y encima decís que sos la novia? Ahora sí vas a tener serios problemas, trola”. Y el intercambio no paró:

– María: Perdón, reina, no sé… ¿de qué hablás? (Alejandro) es mi pareja hace dos años, ¿vos sos?
– Evelin: La mujer te estoy diciendo, estoy con él hace cuatro años, tenemos un hijo, no sé qué venís a hablar vos.
– María: No entiendo qué pasa. Si es una joda o qué. Te dejo mi número por privado. Así hablamos tranquilas esto. ¡Aparicio tiene varias cosas que aclarar!
– Evelin: No es ninguna joda… ya lo vamos a hablar los tres. a la mierda la patente, cuántas hembras más de este le deben estar buscando la patente.

En esta parte del diálogo es cuando las sospechas de una broma empezó a tomar forma. Y, según María Dibi, fue así: “Chicos, sí perdió la patente Aparicio. Somos amigas las tres tratando de ayudar a un amigo. Surgió para que siga arriba la publicación. Por cierto no la encontramos aún. No sean tan malos. Ninguna es amante ni novia ni mujer”.

Pero los mensajes privados de la gente no pararon de llegar y la cosa se puso seria: “Che, se están yendo a la mierda. Dejen de mandar mensajes”.

El “caso” llegó a Twitter, donde apareció Aparicio con supuestos chats con Evelin y Laura. A través de mensajes de WhatsApp, el primer diálogo es con Evelin:

– Evelin: ¿Así que ahora no sabés quién soy? Llegá a casa así te cuente quién soy.
– Alejandro Aparicio: ¿De qué hablás, reina? ¿Qué pasó? ¿Pasó algo con los chicos?
– Evelin: ¿Quiénes son esas putas? ¿La María y la Laura?
– Alejandro Aparicio: Ahhhh… Eso es una broma que me hace Laura, la amiga de la secundaria, amor. ¡Sí te conté! ¡Laurita!
– EvelinDecime quiénes son esas.

Y el segundo chat es de Alejandro con Laura:

– Alejandro Aparicio: Sabés que si no la encuentro no podremos ir a Salta. A esa cabaña que te prometí.
– Laura: Todo bien, rey, pero después de esto ni a la esquina. Besos.
– Ale: Pero qué es eso. Quién es esa Mari. Yo nada que ver, corazón…
– Laura: No sé, explicá vos! Igual ni me interesa, saludos.
– Alejandro: Preguntale de dónde me conoce. Si sabés toda mi vida. Jamás te mentí. Nos vemos todos los días. No tengo tiempo para ver otra. Y esa Alarcón ni idea.

Mientras algunos espectadores del falso melodrama no terminan de convencerse si esto pasó o no, lo cierto es que la patente todavía no aparece, Aparicio. ¿La broma se le fue de las manos? ¿Quién es quién? ¿Alguien vio la patente? ¿Quién la tiene? ¿Dónde está?