005799415530El ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, junto con la secretaria de Derechos Humanos, Erica Brunotto, recibió a los padres de Nahuel González, el nene que murió luego de sufrir un episodio de ahogamiento en la pileta de una colonia de vacaciones, el pasado jueves 11 de enero.

El Ejecutivo se puso a disposición para garantizar que este tipo de espacios cumplan con las reglamentaciones.

Durante la reunión, Carlos González y Carolina Amante, acompañados por su abogado Juan Andrés Robles, expusieron su pedido “para evitar que este tipo de hechos vuelvan a ocurrir”.

“Agradecemos al ministro que nos recibió y se puso a disposición. Le pedimos que se controlen y clausuren momentáneamente las colonias y balnearios hasta que no estén habilitados por los organismos intervinientes. De esa forma llevaremos seguridad a los familiares de los niños que concurren”, expresó la madre del niño.

“Desde el Ejecutivo y por pedido del gobernador Juan Manzur, vamos a colaborar y ayudar en lo que requieran. Acordamos realizar un trabajo en conjunto entre Siprosa y Defensa Civil de cada municipio para controlar las habilitaciones y los posteriores controles en cada club”, explicó Brunotto.

Asimismo, la funcionaria aseguró que tomaron contacto con el fiscal Diego López Ávila, quien está al frente de la investigación. “Desde la Secretaría haremos el seguimiento de la causa, para que los padres tengan el correcto acceso a la Justicia”, manifestó.

Tras finalizar la reunión, Carlos recordó a su hijo. “Saber que ocho niños gozan de salud gracias a Nahuel nos calma el dolor y nos da alivio al saber que nuestro hijo está presente en la sociedad”, cerró.

.