005799415406Los chicos son la alegría del hogar. Ellos le ponen imaginación y una sonrisa a toda situación que se les enfrente y eso es lo que Keith Davison necesitaba cuando buscar la forma de que su hogar se llene de niños

A pesar de que tiene 94 años de edad y 3 hijos, ninguno le dio nietos. Es por eso que Keith, al perder a su esposa en el pasado mes de julio, tuvo la brillante idea de ponerle color a su casa, construyendo una pileta para los chicos del barrio.

Cuando comentó su idea con los vecinos, mucha gente pensó que era una broma. “Esta primavera cuando lo vi marcando el patio, le dije a mi esposo: ‘realmente va a construir una  piscina  en su patio”, dijo Jessica Huebner, una vecina.

La pileta mide 4.9 metros por 9.8 metros y fue construida en el patio de la casa de Keih en Minnesota, Estados Unidos.

 

 

Fuente: Rumbos Digital