005799415243Desde hace tres años, que este monterizo arma su “Arbolito de Navidad” en la ruta 307, lugar muy conocido por el, ya que lo transita desde pequeño, cuando sus padres los llevaba a él y a sus hermanos a vacacionar en un ignoto lugar llamado El Mollar, que tiempo después se convertiría una villa veraniega para los tucumanos.

“Lo vengo adornando hace tres años. Simplemente me gustó el arbolito y lo comencé a hacer. Pero ya se hizo grande el señor árbol y no llego a las ramas alta”, explica entre risa Jose Russo, quien fue Director de Transito de la Municipalidad de Monteros, que está vez fue ayudado por su amigo Ariel Nadal, en la realización del “Arbolito”.

“La idea era en un principio de que alguien de Turismo o de Vialidad se hicieran eco de la iniciativa y que ellos también lo adornen, pero nada de eso ocurre y lo sigo realizando yo”, comenta.

El “Arbolito de Navidad” se encuentra en el kilómetro 31 de la ruta que conduce a los Valles Calchaquies, y tiene tres estrellas a las que llamó, Nilda, Carlos, los nombres de sus padres y “Negrita” su tía, “Para que iluminen a todos los que pasen por ahí”. Los nombres son conocidos por la mayoría de los monterizos, ya que fueron los dueños de la recordada y clásica Libreria Russo, que funcionó hasta hace poco años en calle Colón al 150.

José pide a los automovilistas que pasen por ahí, que se acerquen y continuen adornando el “Arbolito”. “Me gustaría ver y si así me ayudan a cumplir mí sueño, de ver ese árbol adornado para la fiestas con mayor y mejor gusto que el mío”, y cierra la charla diciendo “lo que yo siempre digo es que no importa quién lo haga sino que se haga”.