00579941456Especialistas de la Fundación Argentina de Rescate Animal (FARA) y de la Reserva Experimental de Horco Molle (UNT) rescataron a un oso melero que se había refugiado en el árbol de una casa de familia, ubicada en Simoca.

El animalito, que estaba asustado pero en buen estado de salud, fue liberado horas más tarde en la Reserva Natural Protegida de San Pablo.

Según contó el veterinario Diego Ortiz, responsable del área de Rehabilitación Animal de la Reserva Experimental, el oso melero se asustó por la presencia de un grupo de perros que quería atacarlo. Entonces, para salvar su vida, corrió en dirección a un árbol ubicado en la casa de la familia, que más tarde lo encontró y llamó a los especialistas para pedirles ayuda.

“Afortunadamente, el oso melero llegó hasta la casa de una familia que sabía cómo actuar en caso de encontrar un animal silvestre”, sostuvo Ortiz, quien trepó al árbol -asistido por dos voluntarias de FARA- para rescatar al animalito que no quería bajar porque estaba atravesando una situación de estrés.

Una vez que lograron ‘convencerlo’ de que el peligro había quedado atrás, lo revisaron para constatar que no estaba herido ni necesitaba tratamiento veterinario. Recién entonces, lo trasladaron a la Reserva de San Pablo.

“Hicimos una traslocación, es decir, lo cambiamos de lugar por un motivo puntual –en este caso por la amenaza de los perros- y lo llevamos a otro donde está seguro”, explicó el veterinario. “Queremos destacar la predisposición para llamarnos porque sucede en muchos casos que la gente adopta estos animales silvestres como mascota”, subrayó al tiempo que hizo hincapié en que su protección está contemplada por una ley provincial.

En esta época del año los osos meleros están en época de apareamiento, por eso, los machos bajan de los árboles para desplazarse en busca de las hembras. En medio de ese trajín es que los perros olfatearon a este oso melero en una zona rural de Simoca. El experto destacó que se trata de “animales inofensivos que no afectan ni a cultivos, ni a otros animales“. “La gente tiene que aprender a disfrutar y a convivir con la fauna silvestre porque es importante para todos los procesos ecológicos de nuestro planeta”, pidió

 

Fuente: El Tucumano