00579941138El cielo despejado y las estrellas a la vista incentivo a los monterizos y amantes del folclore a hacerse presentes en el Gimnasio Municipal.

El show comenzó puntual, la gente desde temprano accedía al predio que en esta edición cuenta con mejoras en sus ranchos, kioskos, escenario y seguridad.

Horacio Banegas es uno de los que estuvo nuevamente presente en el Monteros de la Patria. Su presentación pasó por la diversidad de géneros folclóricos dándoles su propio sello, característica que lo distingue hasta en sus producciones en estudio.

El show de Los Nocheros fue también uno de los más esperados en la noche, principalmente por las damas, que algunas han tenido la posibilidad de verlos tan de cerca, a manos de distancia. Repasaron sus éxitos en una presentación que se extendió poco más de una hora y fue coreada por el público.  La trayectoria del grupo salteño y su paso en reiteradas oportunidades por el Antonio Acosta, impulsó al Centro Vecinal Barrio Villa Nueva a hacerles entrega de un Diploma de Reconocimiento.

Cuando todo parecía tranquilizarse apareció en el escenario con su potente voz, Mario Alvarez Quiroga y todos nuevamente de pie para bailar las chacareras. El santiagueño volvió a Monteros y lo hizo poner de píe.

Peteco Carabajal fue la última gran presentación de la noche de viernes, su presentación contó con una sorpresa especial, digna de la espontaneidad y humildad que caracteriza al multinstrumentista santiagueño. Cuando concluyó con los primeros temas de su nuevo disco, Riendas Sueltas, en medio del escenario se preparó un espacio para la invitada especial.

Mariana Carrizo, quién viene de una gran presentación en la capital tucumana, tuvo su espacio en un festival en el que añoraba poder ser parte. Trajo con ella su caja vagualera y coplas que fueron acompañas por las guitarras de Homero y Peteco Carabajal.