El gobierno de Mauricio Macri creó Corredores Viales S.A., una empresa que en un futuro puede incluir socios privados y que no se rige por la ley de obras públicas para realizar obras ni contrataciones de firmas.


00579941091

Los cerca de 250 empleados de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) que trabajan en Tucumán manifestaron su bronca y la incertidumbre por su “precarización laboral” y la “encubierta privatización de la repartición”, ya que por medio de un decreto, el gobierno de Mauricio Macri creo hace dos días Corredores Viales S.A.

Esta sociedad anónima, integrada por el Ministerio de Transporte (en un 51%) y la Dirección Nacional de Vialidad (el otro 49%) tendrá la potestad de la “construcción, mejora y reparación de rutas y autopistas de jurisdicción nacional “.

Según denunciaron anoche un un programa televisivo de Canal 10, Pablo Delgado, secretario gremial del sindicato de Vialidad Nacional y Julio Araldo, también representante de los trabajadores, “no resultan aplicables a Corredores Viales”, las disposiciones consagradas en la Ley Nacional de Procedimientos Administrativos;  el Régimen de Contrataciones de la Administración Nacional y  la Ley de Obras Públicas.

“En el proceso licitatorio no tendrán ningún control y (las obras) se las van a adjudicar a los amigos. Ahora ellos van a disponer del dinero, las obras, el lugar, los precios, de la manera que se les antoje” porque “están sentados arriba de la caja (sic)”, explicó Araldo.

“El decreto establece que los trabajadores van a pasar a la legislación de las empresas privadas, perdiendo privilegios”, aseguró Delgado.

¿Qué dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich sobre la inversión en 2017 que dista mucho de los números trazados en 2015?

Fuente: El Tucumano