El hecho insólito se dio en la localidad salteña de Colonia Santa Rosa.


00579941010

Todo se desarrolló en un negocio de Colonia Santa Rosa, provincia de Salta en horas del mediodía donde la dueña, según le relató a la policía, atendía a un hombre que llegó a comprar y de manera repentina se abalanzó sobre ella, llevándola adentro del local, donde la había abusado sexualmente, aprovechando que vestía una pollera.

En pleno acto sexual llegó el marido de la víctima al negocio, y se desató una pelea entre ambos hombres. Hubo trompadas, patadas y hasta cabezazos. Entonces, la mujer, al ver semejante escena llamó a la Policía.

Mientras declaraba en la Comisaría sobre el supuesto abuso que había sufrido, llegó un instante en el que se quebró y terminó diciendo la verdad: Confesó que en realidad había llamado a la policía asustada por lo que el marido le pudiera hacer a su amante, ya que no se había tratado de una violación ni de un ataque, sino de una relación consentida.

Fuente: El Liberal