El gobernador Juan Manzur rechazó en la mañana del viernes la sanción de una ordenanza efectuada el jueves por el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba, que sentó hoy un precedente negativo para el consumo de azúcar.


0057993933

El cuerpo deliberativo mediterráneo aprobó un proyecto que limita la provisión del dulce producto en locales gastronómicos.

“Nos vamos a reunir con el sector productor de azúcar para decirles que no esta correctolo que están haciendo”, indicó el titular del PE.

“No tiene ningún criterio ni asidero en cuanto a justificación de ningún tipo. Esta presiónya la viví cuando fui ministro de Salud de la Nación. Nos vamos a reunir con el sector azucarero, elaboraremos un documento y le mandaremos para que revean esta situación porque no es correcto lo que están haciendo”, indicó.

Según informó en su edición de ayer el diario La Voz del Interior, la ordenanza lleva como tema el “uso responsable del azúcar” y en su punto más importante equipara al azúcar con la sal en bares y restaurantes: ya no estará el azucarero ni los sobres en la mesa, de libre disponibilidad. Como ocurre ya desde hace años en la capital cordobesa con los saleros, habrá que pedírselos a los mozos y empleados del local.