Sammy Griner es la cara de uno de los memes más viralizados del mundo de las redes sociales. Pero además, protagonizó otra historia viral de puro amor.


0057993833

Hace exactamente 10 años que Laney le sacó una foto a su pequeño Sammy en una playa de Florida y le gustó tanto que la compartió en redes sociales. El bebé tenía once meses y su madre nunca pensó que esa imagen iba a ser una de las más virales del mundo.

El Success Kid” (niño exitoso) fue la cara del “meme triunfal” que se adaptó a todo tipo de festejos, alrededor del mundo y en varios idiomas. Pero la historia de Sammy no se quedó solo en eso.

Exactly 10 years later and still the best Success Kid ever! #HappySuccessKidDay

Una publicación compartida de Laney Griner (@laneymg) el

La familia rechazó hace una década las ofertas para publicidades y televisión. No querían que la infancia del bebe triunfal se transformara en otra cosa. Pero la popularidad del chiquito lo ayudó en una causa mayor: salvarle la vida a su papá.

Everything.

Una publicación compartida de Laney Griner (@laneymg) el

Cuando tenía siete añitos, su papá Justin ya llebava seis años de cinco horas diarias de diálisis. Si bien le daba vergüenza su fama virtual y a pesar de que su mamá no quería mencionarlo en los pedidos para recaudar fondos, finalmente difundió que era “el padre del niño que hizo sonreír a tantas personas”.

Miles de personas ayudaron a la familia a reunir el dinero que necesitaban para los tratamientos y a divulgar la necesidad de un donante, que finalmente apareció. “Le han devuelto la vida a mi esposo, y una esperanza de futuro a Sam y a mí”, agradeció en ese momento Laney.

#successkidney

Una publicación compartida de Laney Griner (@laneymg) el

Fuente: TN