La Legislatura está de receso. Pero el clima electoral se hace sentir en la sede de Muñecas 951.


00579915wp

 

Stella Maris Córdoba presentó su renuncia a la presidencia del bloque opositor Peronismo del Bicentenario, luego de varios días de tensión “por diferencias políticas” con el resto de la bancada, integrada por Christian RodríguezAlfredo Toscano y Silvio Bellomío.

“Ratificar mi identidad peronista es decir que no soy macrista”, había dicho Córdoba en el recinto hace tres semanas. Toscano, que responde al intendente Germán Alfaro (Cambiemos), le salió al cruce. Sostuvo que la ex diputada debía ser “consecuente con sus palabras”, le recordó que el armado político apoyaba al radical José Cano y la instó a “irse a un bloque donde sienta que está contenida”.

Y eso fue lo que sucedió ayer a la mañana. A través del grupo de WhatsApp que compartían, Córdoba les anticipó a sus pares que había renunciado. “Cuando concurrí junto a mis compañeros del partido Proyecto Popular a formar parte (a modo de ‘acople’) de la alianza Acuerdo para el Bicentenario, sólo compartimos nuestro apoyo para las elecciones provinciales de 2015”, les indicó luego a sus pares, ya vía nota formal. Remarcó que en las elecciones nacionales de ese año su espacio interno avaló al candidato del FpV, Daniel Scioli. Y añadió que sus “críticas” a la gestión del presidente, Mauricio Macri, en cuanto a las políticas económicas, sociales y en derechos humanos, “se basan en datos ciertos de la realidad”. La bancada de Córdoba se llamará “Proyecto Popular”.

Rodríguez quedará como jefe del Peronismo del Bicentenario. Al igual que Bellomío, tiene una relación más fluida con el secretario de Vivienda de la Nación, Domingo Amaya, que con Alfaro. De todas formas, Toscano se quedará con ellos. “Lamento la posición que ha tomado la legisladora Córdoba, porque había sido electa por el mismo espacio político que yo”, aseguró Rodríguez. Y añadió: “no hubo oportunidad de intercambiar ideas; optó por el camino más fácil, que es irse y no discutir”. Resta ver cómo impacta esta ruptura en la comisión de Labor Parlamentaria. En el Peronismo del Bicentenario sostienen que Córdoba, al haber conformado un bloque unipersonal con el período ordinario anual ya iniciado, no debería votar en esas reuniones. No parece probable que la ex diputada vaya a conformarse con participar sólo como oyente.

Fuente: La Gaceta