Paso a paso las técnicas para hacer un rescate.


00579725wp

El Ministerio de Salud Pública les enseña a las familias la técnica correcta para hacer un paff, en caso que el niño lo requiera por indicación médica, para hacer un rescate cuando presente una dificultad respiratoria.

Pasos de la técnica

Primer momento: se le explica la posición que debe tener el niño (debe estar sentado). Es recomendable que alguien ayude a la mamá porque una vez sentado, debe abrazarlo y sostenerle la frente.

Segundo momento: la persona que va a hacer el paff, debe colocar la aerocámara de manera que cubra la boca del niño y agitar el aerosol. Una vez concluido este paso, se hace el disparo.

Tercer momento: se cuenta 15 segundos y se quita la áerocamara.

Finalizado este paso, re repite los momentos para un segundo disparo.

Signos de alarma: el niño está agitado, se le hunde las costillas, se le pone el labio morado, no se alimenta bien, no duerme (estos signos son entregados por escrito durante su control en la SIA).

De acuerdo a lo manifestado por la referente de la Sala de Internación Abreviada (SIA) del Hospital del Niño Jesús, Noemí Díaz, la técnica de rescate supera a la nebulización, ya que la entrada del medicamento por aerosol terapia es del 80 por ciento.

“El rescate es muy importante porque rápidamente el niño empieza a respirar mucho mejor. En la SIA se hace entrega de aerocámara y del salbutamol para que la mamá continúe con el tratamiento en casa”, explicó la médica.

Cabe destacar que los pequeños son internados en la SIA cuando requieren óxigeno. Caso contrario se les realiza el control médico, se hace el rescate de una hora y se los envía a casa con indicaciones y bajo observación de los signos de alarmas. Si no, se vuelve a repetir el tratamiento hasta que mejore su respiración. La bronquiolitis puede durar entre 14 y 21 días. El 83 por ciento de los caso son recuperados en este sector gracias a las buenas técnicas del paff.