00579595wp
Foto Gentileza FIVB

En la primera jornada de la Liga Mundial FIVB en el Orfeo Superdomo, Córdoba, ante más de 7.500 personas, la Selección Argentina no pudo ante Serbia luego de batallar hasta el tie break.

Los europeos se llevaron el juego con parciales de 22-25, 25-19, 22-25, 30-28 y 12-15 en 2 horas y 14 minutos de juego. Martín Ramos, en el rol de opuesto, fue el máximo anotador argentino con 18 puntos, pero el goleador del partido fue Drazen Luburic con 19.

En un duelo parejo, Argentina luchó en ataque 71 a 72, pero sufrió ante el bloqueo Serbia 6-9, aunque ganó la batalla del saque 9-6. Sin embargo el equipo de Julio Velasco pagó caro un mal arranque de tie break y allí dejó escapar su oportunidad y el tercer partido a cinco sets del torneo.

En el primer partido del día Brasil barrió a Bulgaria con parciales de 25-15, 25-19 y 25-22. El campeón olímpico fue contundente y contó con 15 puntos del opuesto Wallace.