00579364wpEl camarógrafo Ammar Alwaely salvó su vida de milagro gracias a una cámara GoPro que tenía colgada en el cuello. El reportero estaba parado en una calle de Mosul, una de las más peligrosas del mundo, cuando recibió un disparo de un francotirador del EI que pegó en la cámara.

El momento fue captado por el periodista Owen Holdaway, del diario británico The Sun, que registró el momento exacto del disparo.

“Al principio no sabía qué pasaba. Me caí al suelo y no podía dar la vuelta para ver si Ammar estaba bien”, indicó Holdaway al diario británico.

El Ejército de Irak, con el apoyo de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, lanzó su ofensiva en 2016 para arrebatarle el bastión al Estado Islámico.

Fuente: La Voz