00579118wpEl profesional sufrió lesiones en la cara y en el cuerpo. Ocurrió en una clínica de calle Maipú al 600.

Un médico de un sanatorio privado de esta capital denunció haber sido agredido por familiares de un paciente, que falleció en la mañana del domingo como consecuencia de un EPOC Terminal. El profesional sufrió lesiones en el rostro, en la frente, los labios, la nariz, el tórax y la espalda. Además, en la declaración que hizo en la seccional Primera, explicó que recibió amenazas de muerte y que los agresores amedrentaron al resto del personal del Sanatorio.

“Estos casos de agresiones son recurrentes en la provincia. Hace dos meses, un policía le apuntó con un arma a una doctora. Estamos todos locos. Los familiares me golpearon repetidas veces y les voy a iniciar acciones legales. Me propinaron golpes en la cara y tengo hematomas en el cuerpo. En un momento logré escapar, pero ellos me volvieron a pegar. Es gravísimo que pase esto; que hayan “copado” terapia. Durante una hora y media los pacientes quedaron sin atención”, se lamentó Federico Alberto Dürig, el médico agredido, en declaraciones a radio Rivadavia. Además, agregó que el servico del 911 se demoró 40 minutos en llegar.

“Esto es una muestra más de lo que venimos denunciando desde hace tiempo. La inseguridad en los lugares de trabajo es permanente. Nos hemos solidarizado con el doctor, que está muy mal. Tanto en los sanatorios privados como en el hospitales siempre sucede lo mismo. Nada justifica la violencia”, dijo Adriana Bueno, titular del Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas).

Según la referente, en las puertas de terapia siempre debe haber guardia porque “nadie sabe la reacción de las personas cuando se enteran de algún fallecimiento”. “Siempre se agarran con el médico o el enfermero y destrozan las instalaciones. Cada uno no puede hacer lo que quiera”, manifestó.

En tanto, el secretario General de AME, José Luis Allori, dijo que están consternados por lo sucedido, ya que “habitualmente esto sucede en los hospitales y no en los sanatorios privados”. En este sentido, explicó que “todos los que entran a Terapia Intensiva están en una situación de extrema gravedad y es muy probable que lamentablemente fallezcan, eso no significa que la gente tenga que agarrarse con el profesional y de la manera que lo hicieron”, dijo a radio LV12.

La denuncia de los familiares del paciente fallecido

Según la declaración del hijo de la persona que falleció en el sanatorio, el hombre ingresó al nosocomio el pasado 26 de febrero presentando un herpes en la zona lumbar. El 6 de marzo fue trasladado a la unidad de terapia intensiva por problemas respiratorios. Sufrió un ataque producto de un virus que le ingresó dentro del mismo sanatorio.

Le hicieron un análisis y se le diagnosticó el virus. Además, se observó líquido en los pulmones y se le recomendó una traqueotomía pero debía esperar ya que tenía baja las plaquetas y no tenía coagulación.

Este domingo, a las 6.45 de la mañana, el médico que atendía al paciente le informó a sus familiares que tuvo que intubar porque el paciente no respondía. Minutos más tarde, el hombre falleció producto de un paro cardiorespiratorio.

En la denuncia consta que los familiares responsabilizan directamente al médico. Sostienen que al intubar, se dañaron severamente los pulmones, lo que provocó la muerte de Salvatierra.

Por tal causa, se dio intervención a la fiscalía de turno, que ordenó la presencia de la división Criminalística y el médico de la Policía.

Fuente: La Gaceta