00579089wp“Pomelo” se entregó a la Justicia y le aseguró al fiscal Miguel Ángel Varela que no tiene ninguna relación con el asesinato de Ornella.

El principal sospechoso de haber asesinado a Ornella Dottori se presentó voluntariamente ante la Justicia y negó rotundamente su participación en el hecho. Se trata de Damián del Valle Fernández, alias “Pomelo”, un conocido tatuador de Concepción que supuestamente había mantenido una relación íntima con la víctima y que habría sido visto con ella el lunes pasado, antes de que la asesinaran, según el testimonio de una testigo.

El cuerpo de Ornella fue encontrado al día siguiente. Según los primeros informes de la autopsia, la jovencita de 16 años habría sido abusada y muerta por asfixia para luego ser arrojada en un predio donde se siembra soja, ubicado a unos tres kilómetros al este de la ciudad de Alberdi. La hallaron unos niños que jugaban en la zona, el martes a la tarde.

Las primeras pesquisas de la Policía llevaron a ubicar a “Pomelo” como el principal sospechoso del femicidio a raíz de datos que habría brindado una testigo, quien aseguró haberlo visto junto a Ornella, el lunes pasado, cuando ambos se desplazaban en una moto por las calles de Alberdi.

El miércoles, en base a los elementos reunidos por los investigadores, el fiscal de Instrucción de la I° Nominación del Centro Judicial Concepción, Miguel Ángel Varela, pidió la detención de “Pomelo”, entre otras medidas.

La Policía allanó la vivienda del sospechoso pero no puedo dar con él. Un día más tarde, al saber que lo buscaban, “Pomelo” se presentó en Tribunales y quedó detenido.

“Por mi pasado”

“Pomelo” tiene 32 años y una condena por robo que ya fue cumplida. El jueves, antes de presentarse ante el fiscal Varela, hizo declaraciones a una radio local. “No tengo nada que ver con este hecho. Apenas tenía contacto con ella por Facebook. Pero lo dejé de tener hace tiempo. No entiendo por qué razón me meten en este infierno. Por ahí pienso que debe ser por mi pasado, el que ya quedó atrás”, expresó el sospechoso.

“Estoy dispuesto a que me hagan todos los estudios periciales necesarios a fin de que quede en claro que yo no maté a esa chica. No quiero ser un ‘perejil’. Es horrible caer preso por algo injusto”, insistió “Pomelo” a través de la radio. “Tengo ahora una vida muy distinta a la que tenía cuando era un muchacho. Cumplí 32 años, tengo novia, trabajo como conserje y tatuador. Soy inocente y me voy a defender con pruebas”, advirtió antes de cerrar la entrevista.

Otra hipótesis 

“Pomelo” ratificó su inocencia ante Varela durante una declaración que duró más de tres horas, pero luego continuó detenido. Por ahora sigue siendo uno de los sospechosos del caso. Al mismo tiempo, surgió otra línea de investigación que la Justicia la mantiene en estricto hermetismo. En esta aparece involucrado un policía con el que la joven, a través de Facebook, confesó haber tenido una relación afectiva.

Ornella estaba embarazada de seis semanas al momento de ser asesinada, por lo tanto el feto será un elemento genético de prueba que podría confirmar la identidad del autor del crimen. Además, los investigadores cuentan con otros elementos que recogieron en el lugar del hallazgo del cuerpo y que también podrían conducir al femicida.

La tía de Ornella, María Belén Dottori, aseguró que hay varios responsables de la muerte de la jovencita y que uno de ellos es la Justicia. “Mis sobrina estaba bajo tutela judicial y se escapó del hospicio del Carmen hace más de dos meses, pero muy poco se hizo para que se la restituyera. El de Ornella es un caso más de los tantos en los hay chicos que, ante el desamparo del Estado, terminan suicidándose o cayendo en manos de asesinos”, agregó la mujer, indignada.

Fuente: La Gaceta