00579085wpNacieron el martes en San Miguel de Tucumán y pesaron entre 600 y 750 gramos. Seguirán en la clínica por cuidados y controles.

La madrugada en la que nacieron los quintillizos fue muy ajetreada en la clínica, porque aparte de ellos una enfermera del propio sanatorio dio a luz sus hijos gemelos. De tal manera que nadie pudo parar ante la compleja situación que tuvo un final feliz para todos. Volviendo a los quintillizos; Lucas fue el primero en salir del vientre materno con 750g, la segunda fue Isabella con 850 g, luego vino Lisandro con 600g, Olivia con 830g y la quinta fue Azul con 800g, tuvieron un minuto de diferencia entre los nacimientos.

Mauricio Rodrigo Méndez, el padre de los quintillizos, contó que su esposa está bien y que “tenemos un largo camino para recorrer con nuestros hijos pero estamos muy felices”. Este hombre que podría formar casi un equipo de fútbol, tiene cinco hijos de su primer matrimonio a los que se sumaron estos nuevos cinco de su segundo, además de un bebé fallecido de esta misma unión. El hombre señaló que la familia se duplicó de un golpe y “pido a Dios que salgan rápido de neonatología” donde los pequeños deben pasar los próximo dos meses debido a que son prematuros. El papá junto a una de sus hijas mayores, pidió que todos oren para que los bebés salgan adelante.

“Los cinco hermanitos permanecerán en Neonatología por cuidados y controles”. Los bebés, tres nenas y dos varones, se llaman Isabella, Olivia, Azul, Luca y Lisandro. Lisandro fue el más pequeño de los cinco, con apenas 600 gramos de peso, mientras que la más grande fue Isabella, que registró 750 gramos en la balanza, de acuerdo con los datos proporcionados por los responsables de la Unidad de Neonatología. Según revelaron los médicos, el nacimiento se produjo por cesárea, ya que la madre, cuyo nombre es Susana Lois, había aumentado mucho de peso a causa del embarazo múltiple y no era posible hacer un parto natural.

“Tenía una panzota, dormía de costado y entre las piernas siempre tenía un almohadón para que no se le hagan llagas”, contó Mauricio en referencia a su esposa de 42 años que, tuvo que estar seis meses en cama porque atravesaba un embarazo de riesgo.

“Yo trabajé en una tarjeta de crédito durante 18 años, donde empezaron a sacar gente grande y me tocó a mí, entonces tuvimos que remarla desde el momento ese y por suerte nosotros dos nos abocamos directamente a los chicos para que no tengan ningún tipo de problemas”, relató el padre a una radio local. Perdió su trabajo durante el tercer mes de gestación. La pareja buscaba un hijo desde hacía cinco años y por ello se sometieron a un tratamiento de fertilización que dio como fruto este nacimiento múltiple. Además informó que su esposa sigue trabajando pero ahora esta de licencia y “su obra social cubre todo”.

La propia clínica donde están internados los pequeños anunció en su página de Facebook: “En la Unidad de Neonatología de Clínica Mayo se encuentran internados los quintillizos. El nacimiento múltiple ocurrió a las dos de la madrugada”.

Fuente: Clarín