00579006wpLos gremios de la provincia se adhirieron al paro nacional convocado por la CGT.

En Monteros no habrá clases en ningún nivel educativo, los bancos pararan y los colectivos interurbanos no circularan por la ciudad.

Por su lado, la Federación Económica de Tucumán informó que el comercio abrirá sus puertas. Sin embargo, desde de SEOC, el gremio que nuclea a los empleados de comercios, afirmaron que se sumarán al paro.

Desde el municipio monterizos informaron que mañana la recolección domiciliaria de residuos será normal, no así la recolección de escombros.

A nivel nacional

Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato de la CGT nacional, aseguró ayer que aspiran a que el paro sea la última protesta durante el Gobierno de Mauricio Macri. Adelantó que, tras la medida, pedirán una audiencia en la Casa Rosada y consideró que será una buena oportunidad para que el Gobierno muestre “voluntad de corregir”, según DyN. Calculó que la medida le costará al país unos $ 15 mil millones. Recordó que se convocó en rechazo a las políticas económicas de la Nación. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, insistió en manifestarse partidario del diálogo y culpó a sectores políticos por impulsar la medida.

Ayer el secretario general del Sindicato de Peones de Taxis, Omar Viviani, estuvo en el centro de la polémica. La Justicia lo citó luego de que trascendiera que en una asamblea llamó a “dar vuelta los autos” de los taxistas que trabajen durante el paro. Fue denunciado por llamar a cometer actos de violencia. Viviani se disculpó y afirmó que se le “salió la cadena”.