00579003wpLuego de visitar centros de evacuados en Simoca, el gobernador, Juan Manzur, junto con el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, estuvo la localidad de Graneros, otro departamento perjudicado por las inundaciones y en el que a posterior de recorrer lugares afectados se reunió en la Municipalidad  con el equipo de Gobierno, provincial y local,  para continuar analizando la situación de todas las zonas afectadas.

“Hoy lo único que podemos hacer es cuidar a la gente y estar a la par de ellos, que estén lo mejor atendida posible. Esa es la primera etapa”, aseveró Manzur. Sostuvo que la etapa siguiente es la vinculada a la evalución ‘in situ’ y reconstrucción las pérdidas materiales. “Estamos pensando y trabajando en la reconstrucción de todo lo dañado”, sostuvo.

En ese sentido, el primer mandatario detalló que si bien el equipo está al pendiente de las previsiones meteorológicas para poner en marcha proyectos de reparación toda la atención está centrada en cada una de las personas que han sufrido las inundaciones.  “Junto con los ministros estamos haciendo una evaluación de cuáles son los pronósticos para las próximas horas, de forma de seguir asistiendo a toda la población, estar a la par de la gente, cuidar a los grupos vulnerables y seguir haciendo evacuaciones preventivas a las escuelas, que son lugares más seguros”, detalló tras la la reunión de la que fueron parte los ministros de Gobierno, Justicia y Seguridad, Regino Amado; de Educación, Juan Pablo Lichtmajer; de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, además de legisladores e intendentes del interior tucumano.

Por su parte, Alejandra Cejas, intendente de Graneros, afirmó: “Este es el momento en que uno debe darle contención a la gente y pensar en el día después. Debemos trabajar y agradezco al gobernador, al vicegobernador y a los ministros que nos acompañan en este difícil momento”, finalizó.