0057713wpLuego de que la provincia se adhiriera, en abril del año pasado, a la ley nacional 27.043  de Abordaje Integral del Trastorno del Espectro Autista (TEA), desde el Estado se comenzaron a abrir diferentes instancias de trabajo para avanzar con la operatividad de la norma.

Una de las áreas involucradas en la discusión, para la posterior implementación de la ley, es la Secretaría de Derechos Humanos que ya viene realizando una serie de encuentros con las organizaciones involucradas en la temática.

La subsecretaria de Derechos Humanos, Fernanda Trejo, informó que una de estas reuniones se llevó a cabo en la Legislatura, contando con la participación de la secretaria del área, Érica Brunotto; del legislador, Emiliano Vargas Aignasse, y de la Asociación TEA, que nuclea a padres y familiares de personas con autismo.

“Lo que buscamos es definir los lineamientos, determinar cuál será el órgano de aplicación para brindar mayor cobertura a los chicos que tienen esta problemática; queremos atender todas las cuestiones de la enfermedad en sí y las necesidades que los padres nos están planteando”, explicó Trejo al manifestar que hay un Estado comprometido en que la norma sea implemente cuanto antes.

La funcionaria destacó, que para seguir con esta línea de trabajo se organizará una mesa más amplia que sume a todas las áreas involucradas en esta temática, como educación y salud. Al respecto, adelantó que esta mesa se reunirá en la primera semana de abril: “Queremos avanzar en la conquista de los derechos de los chicos con autismo, ir sacando conclusiones y determinar los protocolos de actuación que hagan más operativa la ley”.

La ley 27.043 fue sancionada por la cámara de Diputados y Senadores, en noviembre del 2014, y promulgada, en diciembre del mismo año, por la entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner.

La norma declara de Interés Nacional el abordaje integral e interdisciplinario de las personas que presentan Trastornos del Espectro Autista (TEA).

Entre sus artículos se establece:

La investigación clínica y epidemiológica en la materia, así como también la formación profesional en su pesquisa, detección temprana, diagnóstico y tratamiento; su difusión y el acceso a las prestaciones. (Leer la ley completa).