0057635wpEl Ministerio de Salud Pública informó que hasta el hasta el momento la situación epidemiológica de Tucumán transcurre con normalidad, sin presencia de casos de Dengue, Zika ni Chikungunya. Así lo dieron a conocer la ministra de Salud, Rossana Chahla, y el director de Epidemiología de la Provincia, Rogelio Calli.

La Dirección de Epidemiología se encuentra vigilando un conjunto de enfermedades transmitidas por el mismo mosquito: Dengue, Chikungunya, Zika, Fiebre Mayaro y Fiebre Amarilla, presentes en todo el continente americano en distintas épocas con mayor o menor intensidad, dependiendo de la época y del año

Chahla destacó el trabajo que desarrolla en Tucumán la Brigada de Dengue, conjuntamente con otras reparticiones del Siprosa que tienen por objetivo dar a conocer información útil sobre estas enfermedades, además de los descacharreos que realizan.

“Este equipo trabaja durante todo el año, siempre reforzando su labor en épocas estivales. Los resultados que estamos teniendo son muy alentadores. No tuvimos ningún caso confirmado de Dengue, se hicieron todas las pruebas a las muestras sospechosas, pero ninguna dio positiva”, resaltó Chahla, a la vez que indicó que se debe continuar con la prevención y los cuidados en cada casa.

Durante los primeros meses de 2017 la presión epidemiológica disminuyó considerablemente a comparación de 2016. “En el país se reportaron algunos casos importados. En Tucumán no hemos detectado ninguno. Si bien se desarrolla una intensa vigilancia con todos los equipos médicos que están abocados a la campaña y a levantar información de pacientes con sospecha febril”, dijo Calli.

El especialista comentó que se estudia un promedio de ocho muestras semanales, levantadas de pacientes que presentan síndrome febril. “Todas han dado resultados negativos. Si bien estamos atentos porque la gente está regresando de las vacaciones de lugares donde hay circulación activa de Dengue, Zika, Chikungunya y Fiebre Amarilla, corroborando y estudiando la necesidad de bloqueos”, agregó el directivo.

.

Campaña de concientización

El mensaje principalmente está orientado a todas aquellas personas que están volviendo de sus vacaciones, para que si presentan algún síntoma, como fiebre, dolor articular, dolor de cabeza o algún tipo de sarpullido en la piel, realicen una consulta precoz a fin de ser estudiados. También se recomienda a estas personas que por al menos 15 días posteriores al retorno, hagan uso de repelente.

La coordinación con los equipos de la base nacional y provincial de control vectorial, permite reducir la posibilidad de multiplicación o contagio de cualquier virus transmitido por el mosquito. Además, complementando la vigilancia clínica, se realizan medidas de prevención a nivel comunitario, entre las que se destaca el trabajo que se viene realizando con los municipios y comunas en conjunto con los equipos de agentes sanitarios.

El trabajo territorial de los agentes sanitarios

“Los agentes día a día salen de forma organizada y planificada a fin de abordar los sitios críticos con el objetivo de reducir la posibilidad de la instalación de una epidemia. Todos los aportes a la prevención suman. La provincia trabaja de forma muy intensa en la comunicación sobre estas enfermedades, e iniciativas como la difusión de cuidados y hábitos saludables en colectivos, complementan el trabajo diario que se hace en las calles”, afirmó Calli.

Contra el Zika

En lo que respecta específicamente a virus Zika, el profesional hizo hincapié en que el Sistema intensificó la vigilancia de algunos síntomas o cuidados en el caso de embarazadas, porque se observó que la enfermedad puede estar relacionada con la aparición de algunos defectos congénitos.

“Reforzamos la batería de estudios en embarazadas. El país instaló un sistema de vigilancia que, si bien ya se llevaba adelante, hoy está mucho más orientado a Zika, con incentivo de la consulta precoz, el control de embarazo en forma temprana y la indicación de estudios ecográficos más frecuentes, entre algunas de las medidas que se toman, orientadas a la detección de algún tipo de defecto congénito en el bebé”, detalló el titular de Epidemiología.

Agregó que el Zika está inserto en el grupo de enfermedades de contagio por transmisión sexual, ante lo cual se recomiendan prácticas sexuales seguras con uso de protección.