0057614wpLa medida fue anunciada en el Consejo de Seguridad Interior. El PE provincial, que propuso el cambio, insistirá con su proyecto de Ley. Hora de debate en la Legislatura.

El presidente Mauricio Macri decidió que a través de un decreto modificará varios puntos de la Ley de Tránsito para frenar el ataque de los “motochorros” a nivel nacional. Los cambios, según lo anunció la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich en la reunión del Consejo de Seguridad Interior que se realizó hasta ayer en Mendoza, son más duros de los que pensó realizar el área de Seguridad de Tucumán para que sea analizado en la Legislatura.

Todos los ministros y secretarios de seguridad del país recibieron el borrador del decreto, aunque no tuvieron la confirmación de cuándo será rubricado. Bullrich explicó por qué se había tomado esta iniciativa y los invitó a todos ellos a que se sumen adhiriéndose a la norma.

Los puntos sobresalientes de los cambios que el PE piensa implementar y que se pondrán en marcha 180 días después de su publicación en el Boletín Oficial, son los siguientes:

– Se prohibirá la circulación de dos personas -sin importar el sexo- en determinadas zonas y franjas horarias. Los responsables de la seguridad de cada provincia tendrán a su cargo el diseño para que se cumpla con esta norma.

– Los motociclistas estarán obligados a utilizar chalecos refractivos donde esté inscripto el dominio del rodado. También deberán llevar esa inscripción en los cascos.

– Los acompañantes también deberán usar esos elementos identificatorios para que puedan circular por los lugares y horarios permitidos.

– Las estaciones de servicio no podrán venderles combustibles a los motociclistas que no cumplan con estas normas.

– Se dará un tiempo para que las motos de menores cilindradas sean registradas.

Fundamentos

Los fundamentos de la medida aparecen en el borrador que les fue presentado a los funcionarios de todo el país. “Debido a la masividad del uso de motos a lo largo del territorio de la Nación, y que más allá de la comodidad que proporciona este medio de locomoción, su accesible adquisición y su economicidad, de modo paralelo ha facilitado la concreción de hechos delictivos en la vía pública, altamente reprochables por la sociedad”, se puede leer.

“Que si bien estos delitos cometidos a bordo de motocicletas fueron reportados principalmente a raíz de las denominadas ‘salideras bancarias’, se fueron extendiendo a todas las zonas urbanas utilizando el motovehículo para otros tipos de arrebatos callejeros, sustrayendo bienes portados por las personas en la vía pública, tales como teléfonos móviles, carteras, bolsos, maletines, entre otros objetos”, es otro de los argumentos que se puede encontrar en la norma.

“Que en numerosos casos los delitos, además de la lesión al patrimonio de las víctimas, ocasiona serias lesiones físicas para los afectados y en muchas oportunidades, lamentablemente, también provoca la muerte de la víctima e incluso es causa directa de la muerte de terceras personas. Resulta sumamente importante destacar que en la mayoría de los casos se produce la impunidad del delito debido a la dificultad que se suscita para identificar y aprehender a los delincuentes al momento del atraco ya que, muchas veces, no pueden ser identificados por sus víctimas porque el casco de uso obligatorio oculta el rostro del agresor”, razonaron los autores de la iniciativa que firmará Macri.

Sorpresa

En la última reunión del Consejo, que se desarrolló en Buenos Aires, Regino Amado, ministro de Gobierno, Justicia y Seguridad, había planteado la necesidad de debatir sobre este tema. “En aquella oportunidad le planteamos el problema a la Ministra y ella lo anotó, pero no obtuvimos ninguna respuesta, por lo que avanzamos con nuestro proyecto que ahora se está debatiendo en la sociedad y esperamos que la Legislatura también colabore. La medida del presidente Macri nos demuestra que no estábamos equivocados”, destacó el funcionario, que no pudo asistir al encuentro en Mendoza por estar al frente de la las paritarias docentes y del operativo que se desarrolló por la apertura de sesiones.

Paul Hofer secretario de Seguridad, que representó a la provincia en el encuentro, opinó: “No me llamó la atención la decisión que tomó la Nación porque sabíamos que ellos también estaban estudiando la posibilidad de implementar una serie de medidas. Sí me sorprendió escuchar a los representantes de las otras provincias que también están sufriendo por el mismo problema”.

Amado anticipó que el Gobierno enviará el proyecto a la Legislatura la próxima semana. “Ante situaciones extremas, como la que estamos viviendo, es necesario tomar medidas extremas”, sostuvo.

Los legisladores deberán analizar ahora si debaten el proyecto enviado por el PE provincial o si, a través de una adhesión, se suman a los cambios que propone la Nación a la Ley de Tránsito. La otra alternativa es que descarten ambas posibilidades y creen una nueva iniciativa o no discutan el tema.

Fuente: La Gaceta