0057569wpUn automovilista se quedó dormido al volante, cuando regresaba de la fiesta de la Pachamama, y provocó un choque en cadena a la altura de Tafí del Valle. Como el dosaje alcohólico le dio positivo, la Justicia ordenó su detención.

El accidente se produjo el domingo a la tarde, sobre la ruta 307, a dos kilómetros de la comisaría de Tafí del Valle. El oficial de turno de esa dependencia policial, oficial auxiliar Daniel Tejeda, debió salir corriendo con el personal a su cargo cuando les comunicaron del hecho, alrededor de las 17.45. Al llegar a la ruta, se encontraron con tres autos destrozados y varias personas en estado de shock.

Fuentes del caso explicaron que todo comenzó cuando Franco Daniel Páez, de 26 años, regresaba de Amaicha tras haber participado de la fiesta de la Pachamama y se dirigía a su casa, ubicada en Monteros. Según él mismo declaró ante la Policía, en el kilómetro 65, donde hay una curva, se quedó dormido y el Chevrolet Corsa que conducía salió de su carril.

De frente venía un Ford Fiesta Kinetic en el que viajaban Luis Leoncio Aráoz (29), su esposa Daiana Cardozo (26) que está embarazada, la hija de ambos (7) y una tía del hombre, Ana María Aráoz (64). Las mujeres sufrieron un ataque de nervios tras haber recibido de frente el impacto del Corsa y, desde atrás, el choque de un tercer vehículo que no pudo frenar a tiempo. Se trata de un Renault Kangoo, guiado por Octavio Leandro Gómez (29), quien iba acompañado por Mayra Zárate (25).

Si bien ningún pasajero sufrió lesiones de gravedad, el dosaje alcohólico arrojó signos de embriaguez tanto en el conductor del Corsa como en el chofer de la Kangoo. Ante esa escena, la Fiscalía I° del Centro Judicial Monteros pidió la detención de Páez, que fue concedida por el Juzgado de Instrucción. Sobre este, las víctimas habían dicho que lo vieron conducir dormido, con la cabeza y los brazos sobre el volante. En cuanto a Gómez, no se lo privó de la libertad pero se lo imputó por el delito de lesiones culposas.

Fuente: La Gaceta