0057502wpEl episodio se registró esta madrugada en la sede la empresa transportadora de caudales Brinks en Pernambuco. Fue perpetrado por al menos 20 delincuentes altamente preparados.

Un espectacular golpe comando se registró esta madrugada contra una empresa transportadora de caudales en el estado brasilero de Pernambuco.

Las primeras informaciones aseguran que al menos 20 delincuentes fuertemente armados y altamente preparados se llevaron 20 millones de dólares de la sede de Brinks en Recife, lo que ubica al golpe en uno de los más importantes de la historia del país vecino.

Según relataron medios locales, los malvivientes utilizaron armas Ak-47, ametralladoras calibre 50 y otras de uso exclusivo de fuerzas militares.

“Es un armamento pesado al que, a pesar de que estamos preparados, respondemos con dificultad por el poder de fuego. Ellos hicieron todo un estudio de la situación para dificultar al máximo la acción de la policía”, señaló el teniente Gleidson Gonçalves a Folha Pernambuco.

Los vecinos, que oficiaron de testigos del atraco, aseguraron que los ladrones tenían acento sureño y afirmaron que escucharon una gran explosión que habría sido utilizada para destruir la pared de una estación de servicio lindante a la empresa.

“Parecía que el mundo se iba a acabar, eran disparos para todos lados y mucha gente entró en desesperación. Se escuchaban tantas explosiones que pensé que el edificio se iba a caer”, sostuvo un habitante de la zona del golpe.

Los delincuentes escaparon a los tiros e incendiando automóviles. Dejó como saldo tres efectivos policiales heridos.

Fuente: Cadena 3