El partido entre Central Norte de Salta y Talleres de Perico, correspondiente a una llave del Argentino C terminó en escándalo. El monterizo Franco Sosa fue agredido por un alcanza pelota.

A pesar de la victoria por 1-0, los jujeños quedaron eliminados y, luego de un altercado entre los jugadores dentro del campo de juego, lo peor se desató cuando los visitantes intentaban llegar al vestuario. Un alcanza pelotas salteño cargó y golpeó al defensor monterizo Franco Sosa, que reaccionó y lo persiguió unos metros.

Sin embargo, el más alterado de los visitantes fue el también tucumano David Argañaráz, que cruzó toda el área para darle una patada voladora al joven salteño y, en la caída, se lastimó seriamente la rodilla derecha. En el piso, el delantero con pasado en las inferiores de de Estudiantes y Lanús, fue golpeado salvajemente por dos personas.

 Debido a la intervención de la Policía, Argañaráz pudo ser “rescatado”. Lo curioso de todo es que, para evitar posibles hechos de violencia, la dirigencia salteña sólo permitió el ingreso al estadio de socios locales.
Fuente: La Gaceta – MONTERIZOS